Reparación de pianos

“ SI SUPIESE ALGO DE MÚSICA SE DARÍA CUENTA DE QUE UN PIANO SUENA MEJOR CUANDO SE HA TOCADO.”

De la película, “CUANDO RUGE LA MARABUNTA”

Hay diversas reparaciones que puede requerir un piano. Algunas necesitan piezas de recambio y en cambio otras se pueden reparar con cola específica para madera. Al cambiar una pieza se ha de procurar que tanto el sonido como el tacto queden perfectamente.
Podemos encontrarnos con reparaciones puntuales o partes que pueden ser cambiadas para mejorar el piano: • Cuerdas rotas. • Clavijas desancladas que deberán ser introducidas o cambiadas por unas de mayor diámetro. Las clavijas deben entrar a unos 12 -15 N·m. • Teclas rotas o con orificios dilatados. • Mortezas de las teclas desgastadas que producen ruido. • Fieltros despegados o deteriorados, ya sean de la tecla, del apagador…. • Guarnecidos del mecanismo desgastados, en la balanza, en la nuez, en el doble escape, en el rodillo…. • Ejes que van duros y bloquean el mecanismo o ejes que van flojos y provocan ruidos en el mecanismo o un funcionamiento inadecuado. • Martillo roto, desencajado o totalmente desgastado. • Muelles de los apagadores, de la balanza o de la palanca de repetición dados de si o rotos. • Bridas rotas. • Palas de la tecla rotas o desencoladas. • Golpes y rayadas en el exterior del piano.
También puede haber reparaciones más complicadas como: La sustitución del puente (o la cabecera del puente) La sustitución del clavijero La sustitución de la tabla armónica Aunque son muy poco frecuentes y son reparaciones que estarían dentro de una restauración completa del piano.
Abrir chat